jueves, 5 de febrero de 2009

Lo Mejor Del Periodismo Colombiano

Tarjeta roja a la autoridad
Por: Jhon Mueses

Se dice que el árbitro es la persona que en las competiciones deportivas cuida de la aplicación del reglamento. Pues es la autoridad que impone la fuerza a las “buenas o las malas” Como es el caso del árbitro colombiano Guillermo Velásquez conocido como el “Chato” que sobresale físicamente por sus gruesos nudillos, pues antes de ser juez fue boxeador. Un hombre que desde su adolescencia actuaba como corregidor o como juez cuando sus padres, hermanos, amigos… discutían o chocaban, era el “Chato”, el que decidía quien tenia la razón, logrando de esta manera la reconciliación y mostrando ya su sentido de justicia.
Características o virtudes que lo condujeron al Futbol Profesional a mostrarse hasta 1982, como un árbitro estricto que no permitía repetir los golpes, lanzar escupitajos como signo de agresión y mentar la madre como desahogo y honesto y razonable, al reconocer que cuando se equivocó de verdad no se hizo el equivocado.
El juez colombiano que estuvo en la Copa Libertadores de América en los años 1968 - 1982, que pitó en cuatro Juegos Olímpicos y fue juez de línea en el partido del mundial del 70 entre Italia y Alemania.
En resumen esa es la vida de éste juez que en cinco ocasiones aplicó el reglamento a punta de golpes. Pues no podía controlar su temperamento y reaccionaba hostilmente a los reclamos fuertes y peor aún si lo tocaban en vez de expulsar o retirar, aquél señor de negro respondía de igual o peor manera.
Por lo que las patadas, los puños que Guillermo Velásquez exponía junto con los jugadores sólo conducían a dividir y a rebajar el concepto de lo que es el futbol.
Visto de esta manera el comportamiento del árbitro Guillermo Velásquez antes y por su puesto en estos días, fuese él causante de los conflictos entre los hinchas o las barras bravas en las graderías.
Puesto que el protagonismo vandálico de mencionado personaje enseña el mal ejemplo a los jugadores, a los espectadores entre ellos los niños que aparte de pagar una boleta (pues la entrada debería ser gratis para generar esa cultura futbolera – deportiva – competitiva no aquella de andarse agrediendo en el campo de juego y en las tribunas) tienen que aprender en una cancha de futbol algo que no tiene que ver con este deporte
De hecho el proyecto de ley que coloca mayor control a las barras bravas impulsado por el senador Andrés Gonzales Días llamado “Ley de seguridad en eventos deportivos” habla de que se expulsara a aquellas personas que causen desorden en los escenarios y no será permitida su entrada durante 5 años
Y mucho más para tener en cuenta cuando dice “A los dirigentes y deportistas que participen en actos de violencia también les serán aplicadas multas entre 20 a 40 salarios mínimos legales mensuales vigentes”
Así, que para impartir orden y justicia se necesita moral y buen ejemplo, por eso, antes de manejar un pito y un reglamento se necesita conocer, manejar y controlar tu mente y tu cuerpo para lograr hacer un justo y equitativo deporte.

1 comentario:

Ling dijo...

En tus textos siempre profundizas acerca de la temática y aparte de mostrar tu opinión informas, ese es un elemento importante que talvez tendré en cuenta para el desarrollo de mis trabajos. es bueno aprender de los demás. además contextualizas muy bien. no quedaría nada mal referir que trabajo es el que comentas.
Tati